LAICOS MISIONEROS EN GUARIQUEN, TIERRA DE WARAOS Y CRIOLLOS


Francisco, Moises y Liseth, Laicos Misioneros en la comunidad
de Guariquen - Edo. Sucre.
Nuestro primer octubre misionero en territorio de misión lo hemos recibido con gran alegría, desde hace nueve años El Señor nos empezó a hacer esta propuesta a través de Jovenmision en la Escuela de Líderes Misioneros, ahí nos conocimos y emprendimos este hermoso viaje de la misión. 


Nos encontramos en Guariquen "En el corazón de Dios", invitados por Mons Jaime Villarroel, obispo de esta Diócesis de Carupano; es una comunidad conformada por criollos y waraos, ambos pertenecen al mismo sector pero con territorios separados por diferencias culturales entre ellos. Apenas estamos iniciando este servicio en Guariquen y es la respuesta que Dios mismo nos hace dar luego de la animación misionera pasar a la cooperación misionera.

Hemos conocido a una comunidad que vive en el olvido, bien sea por lo alejado que queda de la ciudad o por falta de gestos que muestren el amor aquí. En el día a día hemos visto la cantidad de niños que con sus barriguitas infladas por parásitos esperan por un mango o guayaba que les sacie el hambre, las familias se acomodan bajo casas que muestra todos los años que han transcurridos sin la opción de ser ayudados y la cantidad de enfermos, en su mayoría por paludismo nos lleva a poner nuestra mirada en Jesús, para amarles en cada atención que podamos prestar. 

Como Dios no se deja ganar en misericordia también vemos un pueblo que se levanta antes del primer rayo del sol y sale a preparar los conucos o a la pesca en el caño. 

Actualmente nos dedicamos a la animación pastoral, realizando encuentros de oración, reflexión y deportivos por las distintas calles, la celebración de la palabra y la catequesis para adultos, próximamente iniciaremos la catequesis de niños. 

Desde que llegamos hemos realizado 160 Bautizos, 113 han sido hermanos Waraos "Los Maraisas" como les gusta ser llamados, significa hermano o amigo en su dialecto, ellos han mostrado en medio de su ser introvertido apertura a los momentos de oración o compartir que propiciamos. 

Como no podemos ser sordos al llanto de hambre de nuestros hermanos dos días a la semana traemos sardinas a la comunidad, es dada a un costo mínimo y es recibida con gratitud y la esperanza de poco a poco ir mejorando las situaciones difíciles que aquí se viven. Tenemos en oración la apertura de un comedor misionero para los niños. 

Con nuestros hermanos waraos estamos empezando a hacer chinchorros que esperamos vender para ayudar con ingresos para ellos desde su riqueza cultural, nunca antes lo han vendido y están muy entusiasmados con el proyecto. 

Desde este hermoso territorio donde vivimos el inmenso amor de Dios y esperanzados en este mes misionero, donde sabemos que es de arduo trabajo en nuestra iglesia, les invitamos a seguir sumando esfuerzos en la oración y colaboración para lograr que cada día hayan más "Misioneros, profetas de vida y misericordia" en los territorios de nuestra amada Venezuela y de cualquier rincón del mundo donde Dios tiene puesto su corazón a la espera de hombros que se arrimen al trabajo. 

Unidos en oración:
Moisés y Liseth, Matrimonio Misionero. 
Francisco, Laico Misionero. 
Comunidad Santa María Magdalena de Guariquen.


Volver a Página de las OMP

Comentarios